¿Cómo se hace un desplazamiento de imbornales?

¿Cómo se hace un desplazamiento de imbornales?

Aunque lo habitual es ejecutarlos de forma directa en obra, algunas veces es necesario hacer un desplazamiento de imbornales posterior. Por ejemplo cuando se tiene que realizar una acometida de alcantarillado o algún otro motivo que requiera mover este tipo de instalaciones.

Requisitos para el desplazamiento de imbornales

Para hacer un desplazamiento de imbornales es necesario contar con un proyecto de obra y los permisos adecuados. Sin ello no será posible realizar la obra. Sobre todo porque los imbornales, al igual que con los sumideros, suelen estar en zonas públicas y por tanto la autoridad debe estar al tanto de todo.

Dependiendo del material con el que se haya construido el imbornal original, puede ser necesario retirarlo y construir uno nuevo. O hacer los ajustes necesarios a las canalizaciones para que todo funcione bien en su nueva ubicación.

Además, es muy importante que el imbornal sea suficiente para asumir el caudal máximo de agua que se quiere evacuar.

En caso de que solo sea un desplazamiento no tiene que haber problema. Pero si se trata de añadir una nueva canalización, puede que se necesite un desagüe de mayor tamaño.

Cómo se procede al desplazamiento de un imbornal

El desplazamiento de imbornales se realiza conforme a lo especificado en el proyecto, siempre cumpliendo con la normativa vigente. Es fundamental separar los elementos con cuidado, tratando de no mover aquellos que no sea necesario.

En caso de que el desplazamiento requiera una extensión de las canalizaciones, estos deben tener el diámetro adecuado. También se debe cuidar el grado de inclinación para garantizar que el agua fluya hacia en imbornal y no se formen acumulaciones o revoques.

Si se trata de un imbornal en una zona de uso público, habrá que cortar la circulación o el paso antes de empezar a trabajar. Una vez hecho esto se procede al desplazamiento. El proceso es muy similar al que se haría con la construcción de un nuevo imbornal, instalación o acometida de saneamiento.

Una vez que se ha desplazado cada imbornal, se hace una limpieza exhaustiva. Para eliminar cualquier residuo o acumulación que haya en el interior y evitar problemas en el futuro.

Terminado el proceso se colocarán las rejillas para cubrir la superficie por la que circularán vehículos o peatones, de acuerdo con la normativa.

¿Es necesario hacer una prueba de estanqueidad?

Con el fin de asegurarnos de que las canalizaciones están en condiciones adecuadas, puede hacerse una prueba de estanqueidad dejando correr agua para comprobar que no hay fugas. Seré el director de obras el que decida si s necesario o no ejecutar esta prueba.

En Acogest podemos ayudarte con el desplazamiento de imbornales

Si por cualquier razón necesitas hacer un desplazamiento de imbornales, en Acogest+ podemos ayudarte. Nos encargamos de realizar todas las gestiones a la hora de solicitar licencias, redacción de proyectos y todo lo necesario para certificar el proceso y ponerlo en marcha.

Contacta con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites para despejar todas las dudas que surjan en tu proyecto.



ACOGEST PLUS utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies