Acometidas de gas: qué son y cómo se hacen

Acometidas de gas: qué son y cómo se hacen

Uno de los suministros más comunes en los edificios de viviendas es el de gas. Imprescindible para calefacción, ACS y cocinar, supone la alternativa a la electricidad, tanto por precio como por rentabilidad. Por ello, es normal plantearse las acometidas de gas en una instalación, en combinación con la energía eléctrica.

En este post hablaremos acerca de las acometidas de gas, qué son y cómo se hacen. También destacaremos un poco para qué se utiliza un recurso como el gas natural canalizado.

¿Qué es una acometida de gas?

Las acometidas de gas son los puntos de conexión entre la red general y un inmueble. Con ella se distribuye desde la red este recurso, y se dirige hacia la instalación del usuario.

Este elemento es fundamental para poder contar con el suministro de gas doméstico, de manera constante y estable.

Antes de realizar una instalación de agua caliente, calefacción o cocina de gas natural, se necesita realizar la correspondiente acometida.

Cómo se hace una acometida de gas

Como sucede con el resto de acometidas, las acometidas de gas deben dejarse en manos de profesionales certificados. En este caso, instaladores de gas que puedan presentar un informe detallado de las operaciones, y proceder a la legalización de las instalaciones.

De no hacerlo así, será imposible contratar el suministro de gas, con la pérdida que todo esto supone.

Para realizar acometidas de gas, una persona debe solicitarlas. Puede ser alguien individual o una entidad, por ejemplo una constructora, un promotor o una empresa especializada en la gestión de acometidas.

Una vez realizada la solicitud, se requiere que un equipo de profesionales se encargue de la instalación, que puede ser una nueva acometida o la ampliación de una que ya existe. Ellos se encargarán de emitir los informes necesarios para continuar con el proceso.

Solicitud de acometidas de gas

En caso de que se tenga que construir la acometida en cuestión, el solicitante debe comunicar a la empresa distribuidora en los plazos determinados. Esta presentará un presupuesto, detallando el importe y el tiempo que llevará realizar la acometida.

Si el solicitante lo acepta, la empresa deberá encargarse de cumplir con el compromiso presupuestado. En caso de que no haya acuerdo, el usuario puede buscar a alguien que realice las acometidas de gas y proceder a su legalización posterior.

La importancia de gestionar bien las acometidas de gas

Es muy importante saber gestionar y realizar una acometida. En especial cuando se trata de un suministro como el gas, que es bastante delicado en cuanto a seguridad.

Una instalación de gas, además de la acometida, requiere de buena planificación. Es algo que no solo influye en el usuario final, sino también en la zona por la que va la canalización, incluso la ciudad en la que se encuentra el inmueble.

Además, hay que tener en cuenta que las acometidas de gas son solo una parte de la instalación. Una de las más importantes, eso sí. Tras su tramitación, autorización y puesta en marcha, se puede proceder a contratar el suministro de gas con la compañía que el usuario quiera.



ACOGEST PLUS utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies